Descubre cómo FedEx no quebró gracias a unas partidas de Blackjack

Si hay un sitio en el mundo que representa los sueños de las personas, Las Vegas es quizás el que mejor se adapta a esta descripción. Por algo el fundador de FedEx, Frederick W. Smith fue allí para apostar los últimos fondos de su compañía para intentar salvarla de una bancarrota segura a poco tiempo de haber salido al mercado.

El concepto de FedEx llevaba carcomiendo la cabeza de Frederick Smith desde la universidad

Las leyendas dicen que mientras estaba en la universidad, Smith presentó un ensayo para su clase de economía en la que presentaba el proyecto de una compañía que se encargaba de hacer entregas de paquetes a nivel mundial en poco tiempo, recibiendo una clasificación mediocre por ser una idea “imposible de realizar”.

A pesar de esta respuesta, Frederick lanzaría cinco años después de su graduación, en 1971, una compañía basada en ese concepto: FedEx. La primera de su tipo en todo el mundo. Con una inversión de poco menos de 100$ millones, la compañía comenzó a entregar paquetes a través de los Estados Unidos.

FedEx se acerca a la bancarrota a pesar de sus mayores esfuerzos

fedex casino

A pesar de que el concepto de Smith estaba funcionando, los continuos incrementos en el precio de la gasolina hicieron que la compañía comenzará a perder muchísimo dinero. Algunos estiman que llegaban a perder un millón de dólares al mes.

Debido a que la empresa nunca había reportado ganancias, y por los enormes prestamos que Smith había recibido, le era imposible conseguir mayor apoyo para ayudar a mantener a la empresa operativa.

Para 1974, la compañía llegaría a lo más bajo de su historia. Con solo 5000$ en las arcas, era cuestión de días para no poder pagarle a los proveedores de gasolina, lo que paralizaría todas las operaciones.

El momento había llegado, era un viernes por la noche y el lunes FedEx no iba a poder trabajar. Todo parecía perdido, sin embargo…

Un fin de semana de apuestas que salvaría a una compañía que hoy vale billones

Frederick Smith tenía programado un vuelo para ir a su casa en Memphis, pero al último segundo tomo una decisión: sacar los últimos 5000$ de la empresa y dirigirse a Las Vegas.

Una vez allí, entre tantos juegos de casino, Smith decidió probar suerte en el Blackjack. Durante todo un fin de semana se dedicó a jugar con los últimos recursos que tenía su compañía. Una vez terminado el fin de semana, Frederick había reunido 32000$, los cuales eran suficiente para darle oxígeno a FedEx.

Esto haría que la compañía, que hoy vale alrededor de 30$ billones, sobreviviera.

No esperes a que te llegue el agua al cuello para comenzar a ganar dinero en los mejores casinos, como lo es Royal Vegas, el cual te regala un bono de bienvenida de 1200$